jueves, marzo 22, 2007

Otegi enalteciendo el terrorismo en el 2001.



2001 una odisea del Espacio.

El coordinador general de IU-EB, Javier Madrazo, acusa al portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi de “actuar como delegado de ETA” en los actos de homenaje en memoria de Olaia Castresana, en un intento de «lavar el sentimiento de culpa que deben tener quienes reclutan a jóvenes inexpertos, les alientan en el odio, les entregan armas y les instan a matar sabiendo que pueden ser víctimas de su propia violencia».

El secretario general de los socialistas vizcaínos, Patxi López, acusó al portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, de «quitarse la careta» en el homenaje a Olaia Castresana y mantener las «posiciones duras» de lo que, de forma tradicional, ha sido la «correa de transmisión de ETA». Las palabras de Otegi, «vinieron a confirmar esa posición». «Otegi y gente como él son los que dan cobertura política a jóvenes como ésta, que utilizan la violencia porque creen que es legítimo matar a los que pensamos diferente. El peligro no está sólo en quien manipula la bomba, sino también en quienes, como Otegi, le da cobertura», enfatizó.

El secretario general del PP vasco, Carmelo Barrio, indicó que los homenajes que la izquierda abertzale realiza a miembros de ETA son «akelarres» de provocación a la democracia y a los valores de ésta y agregó que la organización terrorista, Batasuna y la kale borroka son «tres patas de la misma estructura». Añadió que Batasuna establece su propia actuación de forma paralela a la de ETA y agregó que las actuaciones violentas y las manifestaciones de los dirigentes de la formación abertzale pretenden socavar el Estado de Derecho.

2007 Odisea hacia la desmantelación del Estado de Derecho.

López Garrido, portavoz del Grupo Socialista en el Congreso considera que el fiscal de la Audiencia Nacional Fernando Burgos ha actuado con "absoluta corrección" y "en estricta aplicación de la ley" al retirar la acusación contra el portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi por enaltecimiento del terrorismo en el homenaje a Olaia Castresana.

Gaspar Llamazares, coordinador general de IU ha considerado "lógica y esperada" la decisión de la Fiscalía de la Audiencia Nacional. "Lo paradójico por rocambolesco" ha sido la llegada de Otegi al juzgado, tras ser detenido en su domicilio de Elgoibar (Guipúzcoa), "para que luego no haya pasado nada". Según este razonamiento, Llamazares ha reconocido que no entendía esta "exigencia de presencia" en la Audiencia Nacional.

Ángel Acebes, secretario general del PP, ha calificado la decisión de la Fiscalía de retirar los cargos que mantenía contra Arnaldo Otegi "escándalo y vergüenza que sobrepasa todos los límites". En un comunicado, Acebes señala que "se ha pisoteado la ley y el Estado de Derecho" y se pregunta "a cambio de qué" se adoptó esta decisión.

Conclusión:

En el 36, los rojos rojísimos destrozaron el Estado de Derecho convirtiéndolo en una patraña partidista al cien por cien, cualquier cosa valía, incluso el asesinato del líder de la oposición a manos de agentes de policía, para encolerizar a la derecha y que esta atacara de forma irracional. Pensaron que ganarían, que sus milicias políticas, tras licenciar al ejército republicano, se harían con el poder y harían su revolución bolchevique. Pero se equivocaron. Sólo consiguieron crear una Guerra Civil. Muchos cientos de miles de personas murieron. Comparativamente, pocos grandes políticos murieron, salieron como los héroes de su propio delirio, su propia Odisea y sus propias biografias partidistas, limpios, inmaculados, en realidad, la dura realidad, con las manos completamente manchadas de sangre, la conciencia tranquila del loco que carece de conciencia y un botín sustancioso con el que refugiarse y vivir durante décadas en el “democrático” Méjico del PRI y la “democrática” Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Los pobres, los desgraciados, los ilusos, los bobos, lo que no eran bobos pero se vieron envueltos en una situación demencial creada por estos “sabios politicastros rojos rojísimos, lucharon en los frentes de Europa contra el fascismo, sufrieron cárcel, fueron deportados y crearon, con su sangre y sufrimiento, la historia de los republicanos españoles que tan buenos resultados han dado para lavar la imagen de unos dirigentes cobardes, locos, corruptos, incompetentes y rojos, rojísimos, que llevaron a su país al mayor de los desastres.

Parece que la historia se repite y el Estado de Derecho, lo poco que había de él, se desmantela a pasos agigantados.

Felicidades, fiscal Zapatero.

1 Comments:

Blogger patalete said...

Leo en un artículo de un sitio de Internet:

"·El uso alternativo del derecho.

Las tesis marxistas sobre el uso alternativo del derecho, vienen a sostener la desmitificación del carácter científico de la interpretación y aplicación del derecho por parte de los órganos judiciales. El derecho, para esta corriente de pensamiento, tendría una componente ideológica y política que responde a los intereses de una estructura económica, por lo que viene a ser una forma más de poder en manos de la clase dominante. Se trata por lo tanto de favorecer las contradicciones sociales, a través de interpretaciones progresistas que apuesten a favor de la clase trabajadora. Esta forma de plantear la interpretación jurídica no deja, cuando menos, de producir escándalo, al comprometer los principios de igualdad y seguridad jurídica, y en el fondo, la esencia misma del derecho.

La Constitución, establece que España es un Estado democrático de Derecho. Y dentro de este ámbito, una característica esencial de los Jueces y Magistrados es la independencia judicial, estando estos únicamente sometidos al imperio de la ley. Pero la izquierda y los socialistas, no están muy de acuerdo con la división de poderes de Montesquieu, confirmando Alfonso Guerra que había muerto. Hasta tal punto, que la Ley Orgánica del Poder Judicial de 1985, de la época felipista, nació viciada de grandes dosis de intoxicación política. Las embestidas de los socialistas a la independencia judicial y al Estado de Derecho y por ende a la democracia, ha sido una tónica constante e ininterrumpida.

El Presidente del Gobierno, dentro de sus delirios de pasar a la historia y de seguir manteniéndose en el poder, se ha marcado el objetivo, "como sea" y porque el fin justifica los medios, de culminar con la banda terrorista ETA, un imposible "proceso de paz", porque es inconciliable a la vez, el Estado de Derecho y el terrorismo. Para ello, se destituye al Fiscal de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño, a través de su brazo ejecutor, Cándido Conde Pumpido. No se aplica el Pacto Antiterrorista y la Ley de Partidos. El Ministro de Justicia convence a Jueces como Garzón, para crear el ambiente propicio que y pueda cundir en el ámbito judicial de que la interpretación y aplicación de las leyes han de realizarse de conformidad con el contexto histórico y la realidad social, es decir, transgrediendo el cumplimiento de la ley. Este Juez estrella, que no pierde ocasión para criticar la política exterior de Aznar, rompe con los criterios judiciales de su antecesor Grande Marlaska, y autoriza todo tipo de reuniones y manifestaciones de ETA-Batasuna. Pero incluso va más lejos, y se irroga una competencia inexistente pese a que es advertido y de forma torticera imputa a tres peritos de la policía, para dar cobertura a la versión oficial gubernamental sobre el 11-M, cuyo sumario está sembrado de pruebas falsas, con la inestimable colaboración de la Fiscal Olga Sánchez, que prologa libros contra la guerra e Irak. Y ahora, el Presidente del Gobierno, con un descaro sin precedentes, nos ha dejado atónitos y se ha permitido atentar contra la independencia de los Jueces, manifestando que algunas de sus sentencias dificultan el "proceso de paz" con ETA, refiriéndose a la sentencia contra el terrorista De Juana Chaos, asesino de 25 personas.

Pese a este panorama desolador, de constantes envites propios de los socialistas, contra la independencia judicial y contra el Estado de Derecho, el portavoz del Consejo General del Poder Judicial se ha pronunciado diciendo que los Jueces no están dispuestos a transigir con el uso alternativo del derecho, y van a seguir aplicando e interpretando la ley, a la que todos los españoles estamos sometidos constitucionalmente, incluido el propio Rodríguez Zapatero quien está traicionando la seguridad del Estado y las instituciones, aspecto que mas pronto que tarde tendrá que responder ante las urnas y a saber, si ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo."
.....................................................................................................................................

Bien, creo que ahora, ante la rocambolesca historia de la detención y puesta en libertad sin imputación de delito al "Ilmo Sr" don Arnaldo Otegui (tenemos que ir acostumbrándonos a su tratamiento, no en vano se perfila como altísimo cargo de un futuro Gobierno vasco de coalición, ¿Por que no lehendakari? ), constituye un clarísimo caso de uso "alternativo" del derecho. Cualquier miembro del Gobierno o sus aliados están sosteniendo que su puesta en libertad, es ajustada a la norma jurídica. La fiscalía, (Fiscal General, Sr. Cardenal), le imputa en 2004 un delito de enaltecimiento del terrorismo. La fiscalía, Fiscal General Sr. Conde Pumpido), ahora en 2007, con enorme finura ¿jurídica?, ¿política?, interpreta que esos mismos hechos, no constituyen delito alguno si no mera expresión de una opinión no delictiva. El artículo 578 del C.P. dispone que :

"El enaltecimiento o la justificación por cualquier medio de expresión pública o difusión de los delitos comprendidos en los artículos 571 a 577 de este Código o de quienes hayan participado en su ejecución, o la realización de actos que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de los delitos terroristas o de sus familiares se castigará con la pena de prisión de uno a dos años. El Juez también podrá acordar en la sentencia, durante el período de tiempo que el mismo señale, alguna o algunas de las prohibiciones previstas en el artículo 57 de este Código."

¿ Es una conducta delictiva la de Otegui cuando ensalza la figura de la "heroica gudari", Sra Castresana, al fallecer manipulando un artefacto explosivo? En 2004 y para aquella Fiscalía General, si. Para la inmensa mayoría de los ciudadanos provistos del sentido común que se le presume a un "buen padre de familia", si. Para los jueces de la Sala de la Audiencia Nacional que habían de juzgarlo, ordenan su detención y presentación en sede judicial para juzgarlo también. Pero.... para el actual l Fiscal General del Estado, dependiente del Gobierno, no. Es decir, que lo que antes constituía delito, ahora ALTERNATIVAMENTE, no es mas que una mera opinión expresada en el uso del su inalienable derecho a la libertad de expresión. Por tanto ESTA Fiscalía, no puede perseguirlo ni imputar delito alguno. Es de toda justicia.

Asi se escribe la historia.....presente.

La futura, está por escribir, pero hay que suponer que en "¿2010? una odisea euskalduna", don Arnaldo, puede engrosar la nómina de premios Nobel de la Paz, tal vez compartido, junto a la ilustre lista de los Menahem Begin, Henry Kissinger y similares grandes pacifistas. ¿No creéis que se lo habrá merecido tras la "pacificación" de "Euskal Herria"? Sin duda.

10:38 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home